CAÍDA DEL PELO EN OTOÑO, ¿REALIDAD O FICCIÓN?

Un cabello limpio, brillante y abundante es señal de salud y bienestar interior, mejora la autoestima y la imagen que proyectamos.

Se podría decir que el cabello frágil y la pérdida de cabello son las principales preocupaciones relacionadas con el aspecto del cabello durante todo el año.

No voy a contar una primicia, si os digo que en otoño se cae el pelo a la inmensa mayoría de la población, así que vamos a explicar porqué pasa, cuando empieza a ser preocupante, y que podemos hacer para pasar esta época con dignidad y que nuestro cabello no se vea tan perjudicado y se recupere lo antes posible.

¿es un mito que en otoño, cual hojas de los arboles, se cae el pelo?

De mito nada, es realidad como la vida misma. La explicación es sencilla. El ciclo capilar tiene varias fases, y cada pelo tiene su propia fase. Os cuento como funcionan y entenderemos los motivos:

1. Anágena

El pelo crece sano, fuerte y sujeto al cuero cabelludo. Suele durar entre 3 y 6 años.

2. Catágena

El pelo deja de crecer y se va soltando, por así decirlo, del anclaje que tiene al cuero cabelludo.

3. Telógena

En esta fase, el pelo empieza a caerse y una vez concluida, empieza de nuevo la fase anágena.

Dicho esto, la alopecia, tal como la conocemos, coincide con la fase telógena.

El misterio está en que la fase telógena, que dura unos 3 meses, comienza en verano e invierno, por lo que la caída, coincide con el otoño y primavera.

Depende de los periodos de fase anágena, catágena y telogena, será alopecia estacional o alopecia crónica, y que las personas vayamos perdiendo cabellos a más velocidad de lo que los recuperamos.

Además, debemos tener en cuenta que tenemos un numero finito de ciclos pilosos, por lo que una vez se haya caído tantas veces un pelo, no vuelve a salir. Es por eso que debemos preservar la salud, fuerza y anclaje de nuestro cabello, para alargar la fase anágena lo máximo posible.

Que el pelo se caiga en otoño entra dentro de lo normal, pero si la caída es acusada, o prolongada, debemos ayudar a frenarlo.

Causas más frecuentes de alopecia

Las causas son varias, os describo algunas:

  • Gestación y alopecia posparto: la caída de los niveles de estrógenos, hace que la fase anágena, más alargada durante el embarazo, se acorte.
  • Estrés psicológico: es una pescadilla que se muerde la cola, el estrés nos genera alopecia y la alopecia nos genera más estrés. Corrigiendo la causa del estrés, corregiremos en parte la alopecia.
  • Dietas hipocalóricas y déficit vitamínicos: al inicio de las dietas, la falta de nutrientes genera alopecia. El déficit de ácidos grasos producen alteraciones en el ciclo piloso.
  • Déficit de zinc: asociado a la absorción de ácidos grasos mencionados, implica cambios cutáneos
  • Déficit de hierro: casi el 70% de las mujeres con anemia sufren alopecia. La ingesta de suplementos de hierro mejora la caída del cabello
  • Déficit de biotina: relacionada además con infecciones, trastornos oculares y auditivos. Se ha visto que administrar biotina hace que el pelo recrezca, con mejoría visible en 2 meses.
  • Fármacos: algunos fármacos (alopurinol, anticoagulantes, anticonceptivos, enalapril, fluoxetina, etc) pueden influir en el proceso telogénico.

Tras ver las causas, nos ponemos manos a la obra con el tratamiento para combatir la alopecia. Tenemos que preguntarnos, ¿qué queremos conseguir con el tratamiento?

  • Frenar la caída de pelo excesiva.
  • Estimular la formación del cabello.
  • Fortalecer el cabello en crecimiento y dar volumen.
  • Controlar la caspa y la seborrea, procesos que debilitan el estado general del cabello.

Algunas opciones de tratamiento para la alopecia o caída del cabello:

  • Champú adecuado: usar champús que eliminan suciedad cabello y cuero cabelludo sin dañar la cutícula ni alterar el estrato córneo. Limpian y preparan el cuero cabelludo para el tratamiento posterior. Aunque contienen los principios activos de tratamiento de la caída del cabello, éstos son poco eficaces para tratar esta condición ya que permanecen poco tiempo de contacto con la piel.
  • Acondicionadores, mascarillas y bálsamos: Con o sin aclarado como segundo paso tras champú, para regenerar la capa lipídica, aportar volumen y proteger de los procesos térmicos como planchas y secadores
  • Lociones y ampollas: Activos específicos que son capaces de penetrar y llegar en cantidad suficiente a los sitios adecuados. En ocasiones utilizan soluciones hidroalcohólicas que pueden ocasionar irritación en cueros cabelludos sensibles
  • Complementos alimenticios por vía oral: En casos de estrés, cansancio, envejecimiento, desequilibrios alimentarios, dietas, contaminación, mala absorción de nutrientes… se requiere un aporte nutricional adicional como complementos de la dieta: que acceden al folículo piloso a través del torrente sanguíneo. Estos micronutrientes actúan de forma continua, reactivando los mecanismos biológicos del bulbo capilar y estimulan la síntesis de queratina. Algunos de los nutrientes que nos pueden ayudar son:
    • Aminoácidos azufrados: metionina y cisteína.
    • Minerales: zinc, hierro, magnesio, silicio.
    • Ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6 procedentes de aceites.
    • Ácido fólico.
    • Antioxidantes: vitaminas C y E, licopeno, resveratrol.
    • Extractos de plantas: ginseng, equinacea, ginkgo biloba, centella
    • Vitaminas del grupo B y biotina.
    • Otros: la levadura de cerveza, por su riqueza en vitaminas B y minerales; los extractos vegetales con acción inhibidora de la enzima 5-α-reductasa (enzima encargada del proceso telógeno).
Tratamiento anticaída
Tratamiento caída pelo
Tratamiento alopecia

Lo aconsejable es realizar un tratamiento anticaída completo, como tratamiento “de choque”.

Pensemos en nuestra cabeza como si fuera un coche. Así, para arreglarlo, llenamos el depósito de gasolina (complementos vitamínicos), arreglamos el motor (ampollas y lociones) y limpiamos la carrocería (champú). Como veis, lo menos importante es si el coche está sucio, pero la gasolina, y el funcionamiento del motor, no tienen sentido el uno sin el otro.

Algunos trucos para ayudar al tratamiento:

Cuando apliques el champú y loción para la caída del cabello, realiza un masaje suave con movimientos circulares sobre el cuero cabelludo, estimulamos riego sanguíneo.

Debes evitar el agua muy caliente que deslipidifica el cabello y por efecto rebote lo sobreengrasa.

Evita el uso de planchas o secador.

Evita el abuso/uso tintes y permanentes cuando se te cae el cabello. No uses champús agresivos.

¿Y a ti, se te cae el pelo? Ven a vernos a nuestra Farmacia en Zaragoza, te ayudaremos.

Leave a reply